Seguro de Mercancías en la cadena de transporte.

La preocupación principal de propietarios de mercancías y de sus transportistas es mantener a salvo de cualquier riesgo o posibles daños que puedan sufrir durante el transporte de los almacenes del propietario de la mercancía a las instalaciones del comprador o incluso durante los procesos de carga y descarga de la mercancía. Es por este motivo que existe el seguro de mercancías.

El seguro de mercancías es una póliza por medio de la cual la compañía aseguradora asume los daños y pérdidas materiales que afecten al material y objetos transportados ya sea por vía fluvial, terrestre, aérea o marítima.

Desde Dpolizas te vamos a contar los puntos más relevantes a tener en cuenta en la contratación de la póliza de seguro de mercancías.

¿Para qué contratar una póliza de seguro de transporte de mercancías?

Debes saber que la contratación de la póliza de seguro de mercancías no es obligatoria, pero sí es muy recomendable para paliar los posibles riesgos que puedan devaluar la mercancía y que puedan acontecer durante el tránsito de la mercancía desde los almacenes del vendedor de la mercancía a los del comprador. A cambio de una prima, la compañía aseguradora contratada se compromete a pagar una indemnización por los siniestros que estén garantizados por las coberturas de la póliza.

Esta póliza de seguros es contratable para cualquiera de los intervinientes en la cadena de transporte, propietarios de mercaderías, empresas de transportes, tanto transportistas, como agencias de transportes, transitarios y consignatarios de buques, incluso el destinatario final de la mercancía.

El seguro de transporte de mercancías es la protección más adecuada y completa para hacer frente a los daños materiales que puedan sufrir tus mercancías o la de tus clientes, según seas el propietario de la mercancía o el transportista encargado de su transporte. Este puede ser en un ámbito nacional o internacional.

 

¿Qué tipos de coberturas ofrece un seguro de transporte de mercancías?

Las coberturas pueden variar en función de las necesidades del tomador de la póliza, de la mercancía a transportar e incluso de compañía aseguradora elegida.

Las coberturas más genéricas están relacionadas con los siniestros más habituales para las pólizas de seguro de mercancías:

Daños en la mercancía ocasionados por un accidente del medio de transporte. En caso de accidente del vehículo de transporte, la póliza dará cobertura a los daños que sufra la mercancía. En el caso del transporte terrestre se cubren incidentes como colisiones, derrumbes, deslizamientos, hundimientos, o vuelcos.

Robo de mercancía. En caso de hurto o robo de la mercancía transportada, la póliza dará cobertura a la pérdida ocasionada.

Daños causados por fenómenos naturales. La póliza dará cobertura a los daños ocasionados por sucesos de la naturaleza acaecidos con carácter extraordinario, como tormentas, erupciones volcánicas, inundaciones, terremotos, entre otros. 

Daño por incendio, rayo o explosión. Los daños en las mercancías transportadas causados por incendio o explosión están cubiertos independientemente de cuál sea su origen, salvo en el caso de la combustión espontánea.

A la hora de contratar tu póliza de transporte de mercancías debes ser consciente que el mayor valor de la mercancía transportada, implica que mayor será el riesgo que asume la compañía aseguradora.

Si necesitas asegurar tu mercancía, pero no tienes claro qué garantías deberías contratar y cuáles son tus responsabilidades, en Dpolizas te ofrecemos el asesoramiento que necesitas.


SEGURO DE MERCANCIAS

¡Contacta con nosotros hoy mismo!