Cambio de mediador. Carta de nombramiento

No es la primera vez, ni será la última que algún asegurado acude a nuestras oficinas expresando su descontento con la compañía de seguros en un siniestro no cubierto por las coberturas de la póliza contratada. No en todos los casos pero sí en un amplio número de ellos el asegurado expresa su desengaño o enfado por la gestión realizada por su mediador de seguros.

De esta manera es importante tener claro quién nos representa ante las compañías aseguradoras, porque esa es la principal de las funciones de un mediador de seguros, representar y velar por los intereses del asegurado, y por supuesto, resolver las incidencias o siniestros que le ocurran al asegurado.

No todo el mundo sabe que la mediación de seguros se puede ejercer desde dos figuras diferentes, hay dos tipos de mediadores:

  • El mediador de seguros exclusivo, que puede ser una persona física o jurídica, que sólo puede trabajar de forma exclusiva para una sola compañía de seguros.
  • El Corredor de seguros o correduría de seguros, que también puede ser una persona física o jurídica, que tiene la posibilidad de trabajar con varias compañías de seguros.

Como es obvio el corredor de seguros o correduría de seguros tiene mayor libertad de acción, no se debe a ninguna compañía y por lo tanto pueden ofrecer más opciones a sus clientes, ya que puede realizar un asesoramiento objetivo sobre que póliza se ajusta más a las necesidades del asegurado.

Esto no quita que el cometido de ambas figuras debería servir para mejorar la calidad del servicio y proteger a los tomadores de seguros y asegurados.

Pero ¿y si no es así? ¿Qué pasa?

Que se pierde el objetivo esencial de la mediación de seguros.

¿Qué puedes hacer como asegurado?

Pues sin necesidad de cambiar de compañía, con la misma póliza, con las mismas garantías y prima puedes cambiar de mediador. El tomador debe solicitar a la compañía su decisión por escrito y aportando su documento nacional de identidad. Este documento es la carta de nombramiento, en este documento se informa a la compañía de seguros que a partir de una determinada fecha, todos los trámites relativos a su póliza va a pasar a ser un nuevo mediador de seguros.

Aunque no existe un plazo limitativo al respecto de cuando se debe realizar la comunicación, para su correcta implementación debe presentarse al menos dos meses antes del vencimiento de la póliza. De esta manera el nuevo mediador puede gestionar la póliza con tiempo suficiente para asesorar al asegurado, y poder conseguir con su gestión mejoras en coberturas, primas e incluso la gestión de siniestros, que en muchos casos son los que ocasionan la comunicación de la carta de nombramiento a favor de otro mediador.

Si al leer este artículo te has sentido identificado con tu situación como asegurado no lo dudes, en Dpolizas te ofrecemos el asesoramiento que necesitas.

CARTA DE NOMBRAMIENTO


¡Contacta con nosotros hoy mismo!